domingo, 19 de agosto de 2012

SIEMBRA Y MANEJO DEL SUELO PARA EL CULTIVO


MANEJO DEL  CULTIVO
Épocas de siembra: De acuerdo al comportamiento  estacional de los precios de la
sandía en el país (estable durante todo el año con una baja entre los meses de julio y agosto)
se pueden realizar al menos 2 siembras en el año, tratando que la cosecha no coincida los
meses de julio y agosto. La primera siembra  se efectúa entre los meses de febrero y abril  y
la segunda desde los meses de julio a octubre.

Cultivos de época lluviosa: Se realizan en pequeñas áreas durante mayo a junio para
cosechar en los meses de agosto a octubre. Se cultiva en terrenos de ladera.

Cultivos de humedad: Son las siembras de mayor extensión, se realizan en
noviembre y diciembre para cosechar en febrero y abril, se realizan en terrenos bajos de la
zona costera y en las proximidades de los ríos y lagunas.

Cultivo bajo riego: Se siembra en postrera tardía y en época seca diciembre enero,
se cosecha de marzo a mayo.

Siembra: Hexagonal o tresbolillo: Distanciamiento de 3 x 3 m. (1260 posturas/ ha),
es recomendable para el cultivo de invierno.
Rectangular: Un sistema de 2x3m. (1666 posturas/ha). Indicado para cultivos de
humedad.

Distanciamiento: Doble hilera: Sistema de 2 x 2m. hexagonal y en hilera doble
(1900 posturas/ha). Indicado para cultivos de riego y humedad. Es necesario orientar las
guías hacia las calles anchas dejándose una brecha en las calles angostas.

Fertilización: La Sandía responde bien a la aplicación de abono verde
recomendándose la especie denominada terciopelo (Stizolobium sp), la cual en un corto
lapso cubre el suelo e impide al mismo tiempo el desarrollo de malezas.
Antes de proceder a la fertilización química es necesario efectuar análisis del suelo.
Las dosis de abono orgánico recomendadas en sandía son de 30-40 ton/ha.,
aplicadas durante el proceso de preparación de suelo y por lo menos dos meses antes de la
siembra.
El fósforo es el elemento que más incide en el incremento de los azúcares de los  frutos.
Generalmente, se recomienda aplicar 132 a 198, 75 a 90 y 165 lb. por Mz de N, P2
O5 y K2 O. Para que exista un mejor aprovechamiento del fertilizante por parte de la planta
es necesario aplicar éste, en tres momentos. ¼  antes de la siembra, después del raleo 3/8 y
3/8 en el último aporque. En el país se acostumbra efectuar 2 aplicaciones de fertilizante al
suelo, la mitad 8-10 días después de germinadas las plantas separado de la base de los tallos
8 cm, alrededor o en bandas enterrados 5 cm. La segunda aplicación a los 30-40 días
después de la primera aplicación a 15 a 20 cm. de la base del tallo y a 20 cm. de profundidad. La fertilización anterior, es complementada con fertilizaciones foliares
(Nitrato de Calcio, Micronutrientes y otros).
Contenido de  N, P y  K disponibles en el suelo y cantidad de Nutrientes que se debe
aplicar al cultivo lb/hectaria.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada